Aumentar impuestos a los refrescos no reduce la obesidad en la población, indica un estudio de Health Economics publicado en la base de datos de la biblioteca internacional Wiley.

La investigación, elaborada por académicos de las universidades de Wisconsin-Madison, Iowa y Washington, refiere que si bien estos gravámenes disminuyen el consumo individual, no tienen influencia alguna en la ingesta de calorías de las personas, pues los refrescos son sustituidos por otras con alto contenido calórico.

El estudio también indica que la relación entre los índices de obesidad y el aumento de impuestos sobre los refrescos suelen fracasar a la hora de analizar a fondo el fenómeno de sustitución, pues no contemplan el consumo individual sino por hogar lo que afecta los resultados.

Señala también que en Estados Unidos estos impuestos se han aplicado con fines políticos y no para buscar mayores beneficios de salud en la población.

En Arkansas, el entonces Gobernador Jim Guy Tucker promulgó en 1992 un impuesto de 2 centavos por cada 12 onzas (casi 355 mililitros) de refresco para solventar la situación financiera de un programa de seguro social estatal, Medicaid.

 

 

Agencia Reforma

Alejandro Olivares

El Golfo

http://www.elgolfo.info/elgolfo/nota/247859-gravar-los-refrescos-no-baja-obesidad-dicen/