CategoryContenidos

Políticas integrales para combatir la obesidad

En 2008, 1500 millones de adultos de 20 años y más tenían sobrepeso, de los cuales más de 200 millones eran hombres con obesidad y cerca de 300 millones eran mujeres.
En 2010, alrededor de 43 millones de niños menores de cinco años tenían sobrepeso.
Recientemente, la revista médica The Lancet publicó una serie de artículos de investigación, en los cuales menciona que a pesar de que los países desarrollados mantienen el mayor índice de obesidad, los datos en los países en desarrollo no son alentadores.

La epidemia está presente en países de los cinco continentes y es necesario hacer una cambio global y estructural en los estilos de vida para poder combatir el problema.

El combate a la obesidad como política pública en México: una visión crítica.

El desarrollo engordó a México. Lo volvió obeso, no fuerte. El crecimiento asociado a la segunda revolución económica de la historia de la humanidad le llegó a México tarde y de golpe. La sociedad mexicana vivió una crisis organizativa que acabó con las formas ancestrales de vida y convirtió a un país tradicionalmente rural y disperso en uno urbano, con enorme concentración de la población en una megalópolis y algunas otras ciudades grandes y medianas. La industrialización y el cambio tecnológico en la producción de alimentos propició una disponibilidad de comida nunca antes conocida; la revolución económica no solo alejó la posibilidad de hambruna, sino que generó un cambio total en la dieta de los mexicanos. Nuevos sabores y nuevos productos entraron a la cultura nacional, y con ellos también cantidades hasta entonces desconocidas de carbohidratos y grasas.