La obesidad, y en general el sobrepeso, son padecimientos que empezaron a manifestarse en el mundo en las últimas décadas del siglo pasado, principalmente en los países desarrollados, aunque rápidamente se extendieron al mundo en desarrollo y ahora, al parecer, afectan más a los pobres. Son muchos los problemas de salud pública que estos padecimientos representan, ya que, en general, ambos son condición previa para padecimientos cardiacos, diabetes, hipertensión y otros desórdenes de salud. Aunque los avances científicos en la química y la medicina permiten tratar estos problemas en la actualidad, esto repercute en costos cada vez más elevados y durante periodos más
prolongados, ya que la esperanza de vida de las personas ha aumentado. Adicionalmente, la obesidad y el sobrepeso causan o pueden dar origena pérdidas en la autoestima de las personas, de donde se generan toda una serie de problemas en sus interacciones sociales, principalmente con su familia más cercana, aunque no podemos decir que la relación de las personas en la escuela, el trabajo y en su comunidad sea inmune a este trastorno.